OPINION DAVID GILMOUR

RATTLE THAT LOCK WORLD TOUR 2015-16

GALERIA FOTOS

 

BRIGHTON CENTRE - BRIGHTON - REINO UNIDO

5 SEPTIEMBRE 2015

 

MARIA ILARRAZ - MADRID

 

El pasado sábado, 5 de septiembre, tuvo lugar el concierto previo a la gira de David Gilmour en Brighton. Bien, lo voy a narrar tal y como lo vivimos.

Llegamos a Brighton un par de horas antes del inicio del concierto y ya había bastante gente haciendo cola. Al haber comprado las entradas por Internet tuvimos que ir a recogerlas, ¡por fin las teníamos! A la hora de la entrada quizás lo que más nos destacó fue que éramos los más jóvenes de nuestra grada con diferencia, y casi del lugar -tenemos 21 y 22 años-. A lo importante, entramos, poco después se apagan las luces, comienzan los gritos, nervios, emoción, se intuye una figura acercándose al centro del escenario: Gilmour ya estaba allí y, de repente, un breve silencio general, suena el primer aullido acorde de guitarra y, como podréis imaginar, el vello de punta al instante.

Comenzó sin mediar palabra con canciones del nuevo álbum, 5 A.M. y Rattle That Lock –single que da nombre a la gira y al disco- para después saludar y presentarse. Continuó con Faces of Stone con buena acogida por parte del público, éste respetuoso en todo momento. De nuevo interactuó para agradecer y decir que iba a continuar con una canción que nos sería más familiar. Comienzan los acordes de Wish You Were Here y el Brighton Centre enloquece, personalmente yo me emocioné, pero podría asegurar que a gran parte del público alguna lagrimita le cayó. Continuó con un repertorio repleto, o por mi parte bastante más de lo esperado, de canciones de Pink Floyd (Fat Old Sun, Money, Shine on you crazy diamond,…) pero evidentemente también canciones de su último disco y de álbumes anteriores. Entre medias, y tras High Hopes, realizó un descanso de unos 20 minutos, para volver con Astronomy Domine. Un silencioso David, más centrado en disfrutar –y hacernos disfrutar- con su música que en cualquier otro aspecto, que brilló sobre todo por sus famosos solos de guitarra. Aunque no hay que quitarle ningún mérito a su banda, espectacular en todo momento. Gilmour la presentó unas pocas canciones después del descanso y quiero hacer mención especial al saxofonista, pues sus solos fueron impresionantes.

El punto agrio de la noche fue el hecho de no haber podido disfrutarlo al completo, ya que nos habían informado de que al ser antes de la gira seguramente sería bastante más corto de lo esperado y tuvimos que irnos 5 canciones antes de que finalizara para llegar al tren que nos llevaba a Londres. Sobre todo nos quedamos con la “espinita” de no escuchar Comfortably Numb en directo (por supuesto Time y Breathe también).

Teniendo en cuenta que el Brighton Centre tiene un aforo de 4.500 personas, es un lujo haber podido disfrutar de una forma tan “íntima” al maestro. Primer concierto íntegro desde 2006 y quién sabe si el primero de su última gira -esperemos que no-. Nadie me quitará el sentirme tan afortunada.

 

ARENA VERONA - VERONA - ITALIA

14 SEPTIEMBRE 2015

 

ROSA PILAR MARIN - CALATORAO (ZARAGOZA)

 

Nunca pensé que mi sueño se pudiese realizar, ahora puedo decir que si te lo propones y lo deseas de verdad ¡¡ los sueños se cumplen ¡¡ 
Pink Floyd  son la música de mí vida, cuando  tenía como veinte años me compraba sus casettes, los había dejado un poco de lado por cuestiones de la vida,  pero hace unos años  volvió mi locura otra vez. De todos los miembros de Pink Floyd... David Gilmour es mí favorito.... David es mi  ' dios ', está a otro nivel, me da la sensación que sea de otra galaxia y cuando escucho su guitarra y su voz,  me transporta a un estado que no se describir!!
  Cuando anunció su Tour 2015 por Europa , comenzó la locura por conseguir una entrada,  me daba igual donde fuese  ¡¡ sentía qué podía ser mí última oportunidad ¡¡ ..... Por David ,  iría al fin del mundo  ¡¡
  Conseguí una entrada para Verona ( Teatro Arena )  y comenzó mi aventura,  porque para mí ,  que no he viajado mucho  ,  lo ha sido  ¡¡. 
Aún tengo las emociones a flor de piel... No sé,  si voy a saber expresar los nervios ,  las inquietudes y sentimientos vividos en mi viaje Zaragoza - Madrid - Verona ,  no entiendo mucho de música, no sé qué nota es más o menos difícil de tocar, sólo sé lo que me llega al corazón y David me emociona con tan sólo una nota de su guitarra. 
     El día 14 de septiembre  ¡¡ por primera vez  ¡¡ lo escuché en el Teatro Arena de Verona, un día que no voy a olvidar nunca. Pasé la mañana muyyyy nerviosa, me fuí  pronto al Arena y pude escuchar desde fuera las pruebas de sonido y cada canción que cantaba David era aplaudida por la gente que hacía cola para entrar. Cuando estuve dentro en mí asiento , me parecía increíble haberlo logrado ¡¡  Por fin iba a ver a mí David  ¡¡
   Toda la gente estaba feliz,  los Floydianos  vivimos la música de una forma especial ( solo me entenderán los verdaderos fan de Pink Floyd ) .  Aquello era una fiesta,  en las gradas la gente hacía la ola y se gritaba ¡ David ¡ David ¡. 
Cuando se anunció el comienzo del concierto y se apagaron las luces del Arena,  se hizo un silencio absoluto,  mi corazón iba a estallar de la emoción ¡
    Se empezó a escuchar las notas de 5 a. m. Primer track instrumental de su nuevo álbum, seguíamos en silencio disfrutando.... hasta que con la canción Rattle that lock comenzó la explosión de cariño hacia nuestro ídolo, para mí todo era perfecto,  las luces el sonido el screen maravilloso y particular, siguió con Astronomy domine en honor a Syd Barrett y fué intercalando en el concierto  temas del nuevo álbum  ' Faces of stone'   'In Any Tongue'  'Today'  'The Girl in the yellow dress'  ' A Boat Lies Waiting'  con canciones de Pink Floyd  más conocidas por todos ' Shine on you crazy Diamond'  maravillosa en directo, ' Wish You Were Here'  ' Fat Old sun'  ' Sorrow'  ' High Hopes' ' Money '' Time ''  Breathe (reprise)  ' The Blue' ' On and island ' ' Run líke hell ' y terminó con '  Comfortably Numb  ' y que fué la apoteosis final !! .....
   Toda la banda estuvo muy bien Phil Manzanera ,  Guy Pratt , Jon Carin,  Steve Distanislao, Theo Travis (nuevo) en coros además de chica lleva a un chico supongo que para ayudar un poquillo a David,  aunque a sus 69 años está maravilloso y se le ve con mucha vitalidad aún. ¡¡ El genio Gilmour,  para mí,  sigue siendo el músico que más me emociona y me hace sentir !! 
   Va a ser muy difícil que pueda volver a verle otra vez pero  seguiré escuchándolo y disfrutando de su música todos los días. Seguramente sea poco imparcial en mis apreciaciones pero es lo que pienso desde mis emociones vividas en Verona . 
    Nunca voy a olvidar éste concierto y queda para siempre en mi retina y mi corazón. 
    Muchas gracias  David Gilmour ¡¡
    ¡¡  Shine on  David  ¡¡
    ¡¡ Pink  Floyd  siempre  ¡¡
    ***  Mi sueño hecho realidad ***

 

IPPODROMO DEL VISARNO - FLORENCIA - ITALIA

15 SEPTIEMBRE 2015

 

ZULI MALYSHENKO - CRACOVIA (POLONIA)     www.pink-floyd.ru/articles/reviews/concerts/gilmour/florence_2015.html

(Gracias a la autora del texto por su traducción del ruso al castellano).

  

La noche maravillosa: concierto de Gilmour en Florencia.

Las fechas de los conciertos de David Gilmour se publicaron a principios de marzo. Ya hace tiempo que sabemos que la próxima gira estaría, Gilmour ha contado en entrevistas de unos modestos conciertos en Europa. Cuando se hizo conocer fechas y lugares de actuaciones específicas, un par de días dejé para decidir sobre la ruta del viaje, tenía muchas ganas de llegar a Pula o Verona, en el anfiteatro atmosférico. Sin embargo, en el momento de la compra de entradas (un día antes del inicio oficial de las ventas) en Verona no había asientos numerados. En Florencia la platea aún no estaba completamente vendida. Mi asiento era la fila 26, tuve que recoger mi entrada en la taquilla antes del concierto.

Del álbum de David, yo no esperaba mucho,  para mi un gira de "un hombre viejo" sería suficiente, pero con la información sobre el próximo álbum y próximos actuaciones mis esperanzas crecían. La lista de músicos invitados, ensayos de "Us and Them", Mr.Screen... Las nuevas canciones sonaban lo prometido. Lo que esperaba era alguna dedicatoria especial a Rick Wright durante un concierto en el séptimo aniversario de su muerte.

Cuando David Gilmour ofreció conciertos en 2006, era como en una realidad diferente, en alguno mundo paralelo de la que vienen sólo los ecos en forma de fotos, videos, crónicas, y luego el DVD de conciertos en Londres y Gdansk. Era difícil aceptar que la gira se quedo en el pasado, y no hay esperanza de repetirla. Y ahora, en 2015, me encuentro en el aeropuerto de Cracovia al 5AM el 15 de septiembre y todavía no creo que esta noche podría asistir a un concierto de Gilmour.

"The Division Bell" me acompaña en el camino entre Milán y Florencia, y  mientras que mi tren corre a gran velocidad a través de los túneles oscuros, estoy escuchando "Coming Back To Life", sin esperanza observando a mí misma que no pueda esperar su versión de concierto. Con "High Hopes" todo está claro, sin ella el concierto de Gilmour es imposible.

En Florencia, hay muchos turistas y también algunas personas que van al concierto, que se disuelven en el flujo general. No quiero gastar energía. Estoy chequeando en el hotel y trato de dormir un poco antes de la reunión con los chicos de nuestra Web página. Un amigo me envía las fotos de la escena, se ve impresionante, en medio de un enorme hipódromo rodeado de las montañas en la distancia.

Nos encontramos al lado de la iglesia de Santa María Novella y vamos a pie al hipódromo. A través de la puerta el escenario preparado está visible, pero el soundcheck todavía no se ha iniciado.

Hay un tiempo para mirar alrededor y buscar caras conocidas. Me encanta encontrarme con los fans de Pink Floyd de diferentes países, anteriormente en diferentes circunstancias, he hablado con los representantes de clubs de fans de España, Chequia, Turquía. Estamos en una cola, y luego me di cuenta en la figura alta de Werner, el propietario de página austríaca Pulse&Spirit. Decido ir a saludarle. Resulta que él también había visto a mi página Pink-Floyd.ru. Me preguntó, en que fila me siento y si soy muy apasionada de Pink Floyd.

En ese momento se abrieron las oficinas.  El procedimiento fue rápido, y está en mis manos el billete codiciado. Mientras que hice fotos, se acercó y preguntó Werner si quería cambiarme a la segunda fila. Claro que sí!. Al final resultó que Werner tenía una entrada extra, y él quería encontrar a alguien que realmente tenía ganas de sentarse cerca. Le mostré una candidata adecuada. Así que mi fila 26 mágicamente se convirtió en la segunda. Totalmente he dejado de creer en la realidad. Pero no, todo era real, por la escena escucho los sonidos de soundcheck. El sonido hizo eco en todos alrededores y estaba claro que, además de los 7-8000 de espectadores oficiales todos los demás de fuera iban a escuchar el concierto.

Unas horas dolorosas de espera han llegado. Decidimos llenarlas con la cena y encontramos un lugar con Wi-Fi. He leído en el foro que "Coming Back to Life" estuvo actuado durante soundcheck. Estaría mejor si estuviera como sorpresa.

Para pasar al hipódromo tenía que mostrar mi entrada dos veces. "A sinistra" - dijo la chica, mirando mi entrada. Resultó que la numeración de las sillas fue: números pares en la izquierda, números impares a la derecha. Así que en un primer momento no he encontrado mi lugar, pero luego vi. a Werner saludando. Sólo tuve tiempo para sentarme y el concierto comenzó con 5AM, sin tardanza.

Es la  primera vez que estoy en un concierto tan cerca del escenario. Puedo ver las expresiones en las caras de los músicos, todos sus gestos y miradas. No se ven muy bien el teclista Jon Carin y los coristas Luis Claire Marshall y Brian Chambers. Steve DiStanislao oculto detrás de la batería, Kevin Makelea sentado en la parte de la izquierda. Theo Travis aparece periódicamente en la parte derecha de la escena. Phil Manzanera está aproximadamente frente a mí, con una camisa de color negro con puños florales brillantes, con un muy buen humor. Guy Pratt ya no es tan joven como antes, pero todavía salta alegremente en el escenario muy activo. Viste con la camiseta: "That's all Folks!". David Gilmour se viste modestamente, casi sin mirar a público, disolviéndose en su música. Y en el escenario, se ve mucho más joven que en entrevistas recientes. Como si tocar la guitarra le da más fuerza y ​​disminuye su edad por décadas.

El contraste de David y de Roger atrae la atención más brillante que nunca. Como showman Roger gana, pero la concentración  y alejamiento de David tiene sus encantos. Al mismo tiempo, Gilmour se permitió gestos voluntarios disfrutando de música.

Casi inmediatamente antes del concierto en la parte delantera del escenario corre Polly Samson y se sienta en el asiento vacío en la tercera fila a la derecha de mí, sólo 10 personas que nos separan. Vemos cómo escucha "Rattle That Lock", concentrada e intensa. Por lo contrario los músicos son muy alegres y con evidente placer cantan esta canción. La versión de concierto suena mejor que la del álbum.

"Faces of Stone" - otra canción del nuevo álbum, que en ese momento todavía no había sido publicado. Para muchos en la audiencia suena por primera vez. Y la reacción del público está bastante restringida. "Wish You Were Here", por supuesto, está muy inspiradora.

Francamente,  en algunos momentos estaba tan inmersa en lo que está pasando, que ahora no puedo recordar los pequeños detalles. El concierto principalmente son las emociones sobrevividas en el tiempo escuchando la música y transmitirlas con palabras me parece bastante difícil. Los mejores conciertos de mi vida son actuaciones de Roger Waters en Moscú en 2002 y de Camel en Cracovia en julio de 2015. Si me preguntan cual es el fragmento del concierto que más recuerdo o algunos detalles, no puedo contestarles. El concierto de David Gilmour también entró en la lista de los mejores.

"A Boat Lies Waiting"  - Gilmour está sin guitarra al lado del micrófono con los ojos cerrados, las manos caen sin fuerzas hacia abajo, es extraño verlo así. En este punto, te das cuenta de que "A Boat Lies Waiting"  es su dedicatoria a Rick Wright. Y no está ligada a una fecha específica, David echa de menos a él todo el tiempo. Un barco que transporta a un río sin fin, que también está esperando por David, por desgracia. "The Blue" es una continuación perfecta del tema comenzado.

Representantes de clubs de fans italianos durante un descanso han traído al escenario una pancarta en la que se escribió "RIP Rick 09.15.08 Us and Them".

A continuación están interpretando los éxitos conseguidos en el tiempo. Elección de "Money" con el solo de Gilmour me pareció extraño, pero parece que me sentía atraída por el punto de vista musical, que resultó con jam hipnótico!. "Us and Them". Las canciones de Pink Floyd tocadas por  Gilmour suenan más circundantes que las de Waters. Aún Gilmour - un maestro de influencia en el alma humana, Waters entra directamente en el cerebro o en la piel con su sarcasmo. Mr.Screen en ambas composiciones permite mentalmente viajar en tiempos de Pink Floyd.

"In Any Tongue" también se acompaña de efectos visuales que distraen de los músicos en el escenario. Las voces en la versión del álbum me gustó más, pero la música en el concierto sonó más fuerte y más poderoso que en el álbum.

"High Hopes" es la forma de realización de mis sueños - estoy escuchando esta canción en vivo, realizada por el autor!. La letrista está sentada cerca. Cada sonido, cada línea suena realmente nativa.

Una pausa llega. Hablamos con la gente de Alemania y Austria, y mencioné que tengo un libro de Polly Samson "Perfect Lives", y yo realmente quería conseguir su autógrafo. Sin embargo, acercarse a ella durante el concierto sería grosero. Luego, Michael sugirió simplemente poner el libro en su silla. La segunda opción: hablar con el vecino de Polly. Resultó que él, también de Alemania, y ni siquiera tenía idea de quien estaba sentada a su lado. Lo más difícil para él fue decir mi nombre. Cuando Polly llegó al comienzo de la segunda parte, no me di cuenta si ella accedió a firmar el libro. Al final del concierto me devolvieron el libro con un autógrafo de Polly! Mi nombre fue escrito como se escribe en alemán: "Sula".

La segunda parte comienza con "Astronomy Domine". Yo pensaba que un Pink Floyd de tan al principio sonaría un poco extraño en el 2015, pero todo va perfectamente, y me da mucho placer.

"Shine On You Crazy Diamond" -  sin comentarios, fascinante!. Yo diría que es la culminación del concierto, pero su posterior "Fat Old Sun" y "Coming Back to Life" me vuelven loca. "Fat Old Sun" esta magnífica en vivo! Sorprendentemente "On An Island" suena muy bien, en el álbum  me pareció demasiado dulce.

"The Girl in the Yellow Dress" con Guy Pratt en el contrabajo es un trabajo de lo más atípico de Gilmour. Curiosamente, en las opiniones del álbum  la evaluación de esta canción está más contradictoria. Me parece que ella no esté emocional y sirva para descansar antes éxitos posteriores.

Gilmour esta considerando "Today"  como la mejor canción de su nuevo álbum y su actuación frente a "Sorrow" y "Run Like Hell" parece lógico. "Today"  y  "Sorrow" no me emocionan mucho. Versiones de conciertos no pueden cambiar mi posición. Sin embargo, estoy segura de que muchos no estarán de acuerdo conmigo.

"Run Like Hell" esta acompañado de un espectáculo de luz muy brillante y todos los músicos llevan gafas oscuras.  En esta canción Guy Pratt se manifiesta con mayor claridad sin decepciones. Un poco extraño escuchar "Run Like Hell" en los conciertos de Gilmour,  "The Wall" ya claramente asociados con Waters, aunque uno de los autores de esta canción es Gilmour.

Durante el "Encore" toda la gente se reunió frente al escenario, yo estuve entre la multitud, cantando "Time" y "Comfortably Numb". Entonces me di cuenta de lo bueno que podría ser la Fan Zone cuando la energía de la multitud multiplica tus impresiones personales.

No podía creer que el concierto terminara tan rápidamente, especialmente voló la segunda parte. Gracias a los músicos por un espectáculo increíble!. Aunque la voz de David no está tan fuerte como antes, y hay algunos momentos difíciles en el concierto, todos esos momentos no impiden  recibir  las emociones concentradas y la culminación del éxtasis.

Hay que decir unas palabras acerca de la audiencia. La reacción del público estuvo bastante moderada, lo que es especialmente inusual para Italia.

Volvemos al centro de Florencia discutiendo nuestras impresiones. Ahora ya han pasado cinco días y culminan en la forma de esta crónica.

 

THEATRE ANTIQUE - ORANGE - FRANCIA

17 SEPTIEMBRE 2015

 

ADRIAN FERNANDEZ - TARRAGONA

 

Tenía 13 años, vivía en Buenos Aires y un compañero del cole vino a mi casa a escuchar música. Trajo un disco doble de vinilo con unos “ladrillitos” dibujados en la tapa…

“- Este es el mejor disco que vas a escuchar en toda tu vida -”, me dijo convencido y entusiasmado. Nunca se lo agradecí como debía.

 Por esa época la dictadura en Argentina había prohibido en las radios Otro Ladrillo en la Pared. Decía algo así como - No necesitamos educación. No necesitamos control del pensamiento-. Ja, “peligroso” para una juventud en estado de rebeldía incipiente…

“Te lo dejo unos días, que ya lo grabé en cassette”… Pobre mi compi, lo tuve más de un año, y lo paradójico es que recuerdo haberlo escuchado 1 o 2 veces, y me aburrió… Si. Uno a los 13 “está en la edad del pavo”, decía mi abuela… Hasta que un día lo escuche entero, y al día siguiente otra vez y luego otra vez, y otra… Ya llevo 35 años escuchándolo…

The Wall despertó mi pasión Floydiana, que no dejó de crecer. The Dark Side, Wish You, Animals. Y las demás obras de arte.

Recuerdo aquel día con melancolía y una sonrisa dibujada en el alma. Porque hoy solo me faltan días para asistir por primera vez en mi vida a un concierto de David Guilmour.

Estoy emocionado: Orange, Francia el 17 de Septiembre.

En 2002 tuve el privilegio de ver a Roger en la gira Sudamericana In the Flesh: Sublime!!! Creí que sería mi única vez… Pero la vida ahora me regala la incomparable posibilidad de ver al “Gordo” en directo… Espero que mi corazón esté fuerte y aguante las emociones.

Una lágrima se me escapa escuchando Echoes en el Royal Albert Park, en 2006. Rick y sus manos mágicas… David y sus maravillosas melodías espaciales. Majestuoso concierto.

Imagino lo que está por venir! Y esta vez estaré presente.

 Aquel chico de 13 años sigue ahí... Impaciente.

Solo tiene que pasar el Tiempo:

“Y corro y corro tratando de alcanzar al sol, pero se está poniendo
Y girando velozmente justo se eleva y aparece detrás de mí
El sol es el mismo en un modo relativo, pero yo soy algo más viejo
Con un poco menos de aliento y un día más cerca… de ver a David en vivo.

Orange, 17/9/15,

19:00 hs. Se abren las puertas del Thèâtre Antique y las emociones afloran. El escenario no puede ser mas espectacular. La historia de cada piedra del anfiteatro romano se funde con el momento histórico que está por comenzar... David aparece entre una espesa niebla y una tenue luz. Y con el primer acorde de 5 AM el auditorio ruge.
Las nuevas canciones de Rattle That Lock, interpretadas con elegancia, con un sonido puro, limpio, con ritmo, se mezclan con los clásicos: Wish You Where Here, Money, Us and Them... Soberbio David. Soberbia la Banda. Minutos de gloria están por llegar.
Cierre con High Hopes, la campana, la guitarra acústica, la letra, el piano y el solo final. Una maravilla!
Segunda parte, luego de unos minutos que sirven para secar las lágrimas, para compartir con los nuevos amigos que tienes a un lado, la admiración por este músico de leyenda. Gente de Almeria, de  Barcelona. De Francia, Italia, de Holanda..
Y cuando crees que ya has escuchado lo mejor de la noche, David te sorprende con Astronomía Domine, aun estoy temblando... Busquen este directo en la web cuando puedan. Sublime!!! Y Shine on, Fat old Sun, y sin descanso sigue la fantasía de una guitarra que en cada sólo estremece. Conmueve. Suena en directo con mucha fuerza, con energia sin perder claridad. Con increíble pureza. Algunos silencios del público, espectante en los teclados de inicio de las canciones, son espectaculares. Gran sorpresa el tema Today, en directo suena como los dioses.
Termina con una puesta en escena de luces, lasers y sonido alucinante en Run Like Hell. 
"-Good Night, Merci Beaucoup Orange! -
-Bonne Nuit-. 
5, 6, 8 minutos de gritos, risas, aplausos, llantos... Y vuelve! Y nos regala Time, con otro majestuoso sólo,  Breathe (reprise), y como no, cierra con Confortably Numb... Sin palabras. Mágico. Emotivo. Brillante!
Gracias David por tu talento. Por hacerme vibrar con cada canción. Por permitirme viajar a través de la historia de Pink Floyd. Gracias por tu historia!. Y por habernos dejado soñar a los priviligiados que estuvimos en Orange. Gracias por dejarnos emocionar con tu música...
 "de este lado del muro".
Adrián

PD: La anécdota de la noche: A dos minutos de que todo acabe, en un tremendo final, en pleno frenesi del solo de Cómodamente Adormecido, con la banda a tope, David tiene tiempo de, con su mano derecha darle a la guitarra y en un rápido movimiento espantar un mosquito que hacia travesuras en su brazo izquierdo. Sin que casi se perciba. Como si la mano de un angel siguiera tocando por ese instante... Increible. Es humano. Acaba entre risas contándoselo a la banda en el saludo final. 

ROBERTO IGLESIAS - ALMERIA

 

David Gilmour en Orange: Cuando la realidad es mucho mejor que los sueños.

Hola a tod@s los amigos de Rutafloyd… Estas líneas que vais a leer son la crónica emocional de una noche que comenzó hace meses con la desesperación y el desaliento ante el caos de la compra por internet de las entradas: En pocas horas el Royal Albert Hall colgó el cartel de “Sold out” (entradas agotadas) y yo me quedé desolado frente al ordenador: Mi sueño se había roto. En ese momento comencé una odisea no fructífera de escribir cartas en todos los idiomas, llamar al Albert Hall, incluso escribirle a Polly la mujer de David….  No tenía posibilidad de ir a otros conciertos que no fueran los de Londres…. Al menos eso creí hasta que la  llamada de un entonces desconocido JuandeFloyd, me sorprendió en la sierra de Cazorla con un neopreno y listo para subirme a una balsa de Rafting: “Tengo una entrada para el concierto de Orange, decídete ya”… El corazón se me desbocó… Yo había desechado todos los demás conciertos porque el operativo que tenía que montar para poder ir era complicado e imposible, pero esa llamada fue como una señal y mi corazón decía “¿No lo ves?... Es una señal… esta es tu oportunidad… Lánzate!!” Así que entre rafting, canoas y tirolinas, conseguí montar el operativo que parecía tan imposible: Vuelos, hotel, coche de alquiler, días de trabajo, colocar a los niños… Todo salió inimaginablemente bien y de repente llegó la noche previa al concierto. Allí me ví en Elche tomando unas cervezas con el mejor anfitrión del mundo y a fin de cuentas culpable de que al día siguiente fuera a ver a Gilmour: Juan de Dios de Rutafloyd.  Era el inicio de esta aventura.

Llego el gran día y las calles de Orange eran testigo de mi emoción desbocada. Caminábamos mi mujer y yo hasta el anfiteatro romano de la época de antes de Cristo, cuando de repente las calles se llenaron de una melodía conocida: la voz de Gilmour en Coming back to life.  El corazón a mil latidos nos lanzó a correr hasta que llegamos al exterior y nos encontramos con la primera escena impactante: miles de personas en el exterior emocionadas, gritando y aplaudiendo la prueba de sonido.  Fueron mis primeras lágrimas.

Sólo fue un aperitivo… Si escuchando la canción al otro lado de esos muros de más de 2000 años a la gente se le ponía la carne de gallina, ¿qué pasaría dos horas más tarde al verlo desde dentro?... Emocionados nos lanzamos al encuentro de otro miembro de RutaFloyd, Adrián el argentino; Una persona igual de apasionada que yo con la música de Gilmour y los Floyd.

Mientras cervezeabamos en un restaurante, un señor de azul pasa por detrás de Marisa con una cerveza, el corazón me da un vuelco…. ¡¡¡¡¡El mismísimo GUY PRATT!!!!... No me da tiempo a sacar la cámara… pero el destino quiere que veinte minutos después en la cola de entrada justo cuando estábamos parados en la puerta de los artistas, volvería a salir el que ha sido el bajista durante las dos últimas décadas. Le saludo y me sonríe… En mi cara no me cabe la sonrisa.

La entrada al teatro fue sobrecogedora porque los muros son imponentes de altos y la piedra de miles de años parece que te habla de historia… Realmente nos sentíamos pequeños entrando bajo esos arcos romanos. Todo eran sonrisas y caras iluminadas de emoción… Así lo percibió uno de los miembros de montaje del equipo de Gilmour, sorprendiéndonos con un perfecto español: “Disfrutad, disfrutad”, dijo con una amplia sonrisa y un gesto que parecía decir: “ya veréis los que os tenemos preparado”.

Estamos en la fila 9 muy cerca del escenario. La espera se hace eterna pero finalmente el delirio se desata con el apagón de luces que precede el ansiado inicio. Gilmour aparece con su banda y empieza a tocar… casi no se oye su guitarra de esa ovación inicial y a mí se me saltan las lágrimas por segunda vez: Allí estaba, por fin viéndolo!!!! Miro hacia atrás a la fila 14 y veo a Adrian igual de emocionado. A partir de aquí comienza la traca final de todos estos días… El setlist de la gira es el mismo, no hay lugar a las sorpresas pero eso da igual. La satisfacción de ver la figura en “real” de David,  con su posición característica, con sus gestos corporales y  muecas en la boca mientras toca los solos es inexplicable.  No puedo parar de sonreír… no puedo parar de mirar las caras de mi alrededor, los gestos de las personas, esto es INCREIBLE.

En lo musical no quiero desvelar muchos detalles pero si destacar varias impresiones mías: Primero, la voz de Gilmour está intacta y se sigue moviendo con facilidad entre los dos extremos de siempre… grave, dura y áspera para las canciones más rockeras y de dulzura infinita en su parte más melódica. No tuvo problemas en llegar a los registros más altos de la escala a sus casi 70 años. Para mí fue una sorpresa sentir tan de cerca esa fuerza de su garganta; es algo que nunca antes había podido sentir de esta manera “tan cercana” a pesar de los miles de horas de video de conciertos que llevo vistos. Me sentí impresionado!!

También se cumple la máxima habitual de que los singles nunca son las mejores canciones del disco sino las más comerciales o pegadizas… Sin duda este último trabajo es sobresaliente y va más allá del Rattle that lock o el Today, que por cierto, en directo sonó contundente y con una fuerza que en el disco se intuye pero que en directo sin duda aparece en su plenitud. Este trabajo está lleno de madurez, es variado en estilos, variado en arreglos musicales, tiene sensibilidad en las letras, las melodías huyen de lo fácil y común, algunos estribillos como los de “in any tongue” te erizan el vello. Hay una pequeña obra maestra llamada Faces of Stone dedicada a su madre en sus últimos días antes de morir que en directo sonó tan maravillosa como en el disco. Pero insisto que es un trabajo sobresaliente, maduro y equilibrado… lleno de guitarras increíbles y harmonías vocales preciosas como la canción dedicada a Richard Wright cantada por todos los miembros del escenario a la vez: Otro momento impresionante!!.

Y bueno, entre los temas nuevos se intercalaban las glorias de Pink Floyd… Escuchar la histórica guitarra de Shine on you crazy diamond, desató un delirio contenido…. Sorrow brilló con luz propia en una interpretación magistral… El teatro entero cantamos el Wish you were here a coro. Eso hay que vivirlo al menos una vez en la vida… Un Fat old sun modificado a más acústico escondió un giro casi inesperado con acelerador hasta ese solo grandioso de las últimas giras… Otra vez lágrimas! Yo me sentía en una nube una y otra vez. La segunda mitad de “The blue” (instrumental) y el solo de “on an Island” nos dejó claro porque Gilmour tiene un estilo único como guitarrista. El “money” fue sencillamente espectacular. En “Time” ya nadie estaba sentado y bueno, Comfortably Numb no tiene palabras: Todos coreamos su maravilloso estribillo y cuando arrancó el solo final ya fue el delirio desatado. Nadie contenía ya sus emociones a esas alturas conscientes de que acababa una noche imposible de olvidar. Y es que esa es la esencia de los directos: Es una comunión perfecta entre músicos y público mediante el hilo conductor de la música. Y cuando ese hilo es David Gilmour…. Ufff!!! IMPRESIONANTE…. Tanto la banda como Gilmour estuvieron conectados entre ellos y también con el público. Siempre caras sonrientes y trasmitiendo… El simpatiquísimo Guy Pratt era el que más se dirigía a los de primera fila…

 Y eso es lo que me llevé a casa: cientos de momentos, caras, impresiones, sentimientos, vuelcos, sensaciones, detalles minúsculos y detalles grandes. Es la grandeza de un concierto histórico… Me llevo la cara de Adrián emocionado… la de la joven inglesa delante mía llorando…  la magnitud del evento… Aquello no era un sueño cumplido, era mucho mejor que un sueño… era la guitarra de Gilmour tocada para nosotros.

PD.- A los que vayáis a conciertos un consejo: Mirad la realidad de frente, no a través de una pantalla de móvil. No grabéis nada más que un recuerdo porque si os poneis una pantalla entre vuestra cabeza y el escenario no sentiréis la grandeza de un concierto.

 

LUIS GARCIA - JEREZ DE LA FRONTERA (CADIZ)

 

De Jerez al Teatro Antique de Orange.

Escucho Pink Floyd dede los 13 años y nunca lo he visto en directo, eso sí es raro el día que en mi casa no se escucha una canción de ellos.

Cuando me llegó la entrada a mi casa no me lo creía ¡iba a ver a David Gilmour! a contar los días, tengo que decir que la noche anterior a partir para Francia no podía dormir, lo tenía todo preparado.

El teatro Romano de Orange se ha convertido en el escenario ideal para ver y escuchar el concierto de David Gilmour.

Durante todo el día se respiraba el ambiente en ésta villa francesa, hoteles llenos, bares y restaurantes, ingleses, franceses y españoles en las calles, muchas camisetas de Pink Floyd y de David Gilmour, fans con sus vinilos esperando un autógrafo.

El centro de todas las quedadas circulaba en torno al teatro romano que sólo verlo desde afuera me indicaba que lo de dentro sería aún mejor.

Las colas para la entrada empezaron pronto incluso cuando estaban los ensayos que ya auguraban

lo que estaba por venir, el gran espectaculo.

Creo que estuve algo más de una hora en cola, pasito a paso, tocando una y otra vez mi entrada para estar seguro de que estaba en mi bolsillo. Llegó el momento de cruzar el arco de la entrada que daba a la arena y tengo que decir que no fué el escenario lo primero que miré sino el graderío, media circunferencia con capacidad para 10.000 personas, se me vino a la mente la imagen de esos romanos sentados contemplando el escenario y la estatua de Cesar Augusto presidiendo el teatro, hoy le tocaba escuchar a David Gilmour.

El comienzo del concierto no podía ser mejor, un pequeño sólo de David seguido por Rattle that Rock con su sonido inconfundible que de momento metió al público en escena, la noche prometía. Fueron sonando las nuevas canciones del disco, pero creo que hubo otro nuevo comienzo y fué el Whish you where here, inconfundible, coreado por todo el público, que sonido más limpio, acompañado por un espectacular juego de luces, creo que ni un disco de estudio, había ecuchado decir que la acustica era estupenda, pero que bueno era el arquitecto que hizo éste teatro.

Escuchaba las canciones y miraba alrededor, todo el mundo alucinaba igual que yo, el compás de las canciones, con que sutileza tocaban las notas cambiaban las guitarras, no tengo ni adjetivos para describir como sonaba aquello.

Destacar del nuevo disco la canción In Any Tongue, hasta ahora no la había escuchado y me sonaba como si llevara escuchandola desde siempre, no me iba a sonar, sonaba a David Gilmour. Creo que es una obra maestra de la música tiene un coro y un sólo que seguro será una de esas canciones que las escuchas y dices “ la guitarra de David Gilmour “.

Estaba asistiendo a un espectáculo increible, que canción me gustaba más, tengo mi favorita, pero la reservo para el final porque Money levantaba al público de los asientos, Shine you Crazy Diamond calló al público para mostrar el sólo de guitarra, Us and Them te envolvía, momento High Hopes, todo, cada canción una tras otra, el increíble comienzo de Sorrow que maravilla.

Creo que todos estábamos muy emocionados y llegó uno de esos mometos en que ya nadie se quedaba sentado, sóno Run LIke Hell y todo el mundo se puso de pie, muchos abandonron su sitio para invadir la arena y ponerse a los pies del escenario, acabó la canción y David dió las gracias, se fueron todos, no podia ser esto podía acbar, todo oscuro y uno de los auxiliares de David colocó una de sus guitarras preparadas, algo iba a suceder, volvieron a salir al escenario, empezaron a tocar Time , el Teatro se venía abajo, uffff......terminó la canción y sin parar empezo a sonar la canción que yo llevaba toda la vida deseando de escuchar, como no; CONFORTABLY NUM, todo el mundo cantando, haciendo los coros, moviendose al ritmo del sólo de la guitarra de David, no me cansaré de decirlo, increíble, los bellos de punta, emocionado.

He vivido una experiencia inolvidable, he escuchado melodías inconfundibles, un espectaculo convertido en obra de arte musical, de Jerez al Teatro Romano de Orange, 1.518Km que volvería a recorrer porque merece la pena.

Gracias David.

KONING PILSENER ARENA - OBERHAUSEN - ALEMANIA 

19 SEPTIEMBRE 2015

 

ALEX REDON - BARCELONA

 

Sábado 19 de Septiembre, es el gran dia. 6am y suena el despertador, apenas he dormido por los nervios.
Llego al aeropuerto y enseguida llega mi compañero de aventuras David, otro fan incondicional de Pink Floyd y derivados, con la mirada lo decimos todo, ES EL GRAN DIA. Que llevamos 6 meses esperando.
Una vez llegamos a Dusseldorf cogemos un tren dirección Oberhausen, apenas 2paradas.
Check in en el hotel, comemos algo rápido y ya vamos dirección al evento, Casi 50 minutos caminando que se hacen cortos por los nervios que llevamos encima.
A las 19h abren las puertas de acceso y y entramos, visitamos las tiendas con merchandasing y cogemos una camiset y el programa de la gira. Buscamos nuestros asientos, están en un buen sitio, un poco elevados y en un lateral del escenario y mas teniendo en cuenta que no pudimos escoger ubicación en el momento de comprar las entradas.
20:03, las luces se apagan y Gilmour y su banda salen al escenario ante 13.000 personas que se dejan la piel aplaudiendo y chillando para que empieze el espectáculo.
Las 3 primeras canciones rinxen homenaje a su reciente trabajo, solo han pasado unas hiras de su lanzamiento, apenas las conocemos pero calan igual de hondo.
Nos saluda y nos explic un poco como irá el concierto, del que comenta que tocará algunas canciones que todos conocemos, mas aplausos y la gente se viene arriba.
Sigue con un magistral Wish you were here que como siempre se me pone un nudo en la garganta recordando muchas cosas, esa canción siempre será especial para mi y seguro que para muchas personas mas. Un par de canciones mas, A boat lies waiting y the blue que sonó fenomenal para dar paso a un Money y Us & them haciendo mella en ese Dark side of the Moon que todos tenemos en nuestra biblioteca de audio, increibles canciones en directo sin duda.
Suena In any tongue, a mi gusto la mejor canción de su nuevo trabajo, sobretodo por ese final de guitarra magistral, sonido Gilmour sin duda. Terminamos la primera parte del concierto repasando su penultimo disco con Pink Floyd, High Hopes.
Unos 20 minutos mas tarde vuelven a salir los músicos. Lo bueno que tiene internet hoy en dia es que sabes practicamentr lo que va a tocar, la lástima es que el factor sorpresa queda anulado.
La segunda parte será muy potente, todos los sabemos, Astronomy Domine suena con muchisima fuerza y ves a todo el pavellon moviendo la cabeza asintiendo las notas musicales, impresionante lo defino yo.
Volvemos 40 años al pasado para dar paso al magnifico Shine on you crazy diamond, mas piel de gallina oyendo a David cantarla,  tiempo para que se luzca el saxofonista son duda.
En Fat old son llega la anecdota del concierto, en el ultimo solo de guitarra es Jon Carin el que empieza a tocarlo con una slide guitar y Gilmour deja su acústica para deleitarnos con un corto bailecito que todo el mundo aplaude estupefacto, creo que nadie lo habia visto antes con tanto ritmo, que grande que es estio tio, notas que esta totalmentr entregado y se lo está pasa do bien, con lo que el público sin ninguna duda lo agradece con aplausos.Coming back to life y On an island las siguientes, temas bastante Gilmour. Llega la cancion que aun sigo sin entender que hace en este nuevo trabajo.....no sé, quizas con el tiempo lo pueda entender, The girl in the yellow dress, admito que no me atrae mucho esta canción pero que en directo canvia bastante.
Seguimos con Today, una de las canciones que en vivo ha sonado tremendamente, sera la canción tapada????
Se augura los metros finales del concierto, Sorrow tremendamente fuerte y un Run like hell que hace que todos nos levantemos y bailemos,  sabemos que es el "teorico final"
Aplausos, sibidos, chillidos, todos queremos mas.
Ahi estan esos magnificos relojes, TIME, apoteósico, estaria horas poniendo adjetivos sobre esta canción, sin duda de mis preferidas.
Ahora si, queda una, pero que una, nada mas que  comfortably numb, seguramente como todos sabemos presumiblemente el mejor solo de guitarra en la historia del rock, y así nos lo hace saber rascado su mástil, todo se ha venido arriba, es la mejor manera de terminar un trabajo de mas de 2:30 horas.
Nunca olvidaré este viaje, todo a salido rodado, han pasado 21 años desde que lo vi con Pink Floyd en Barcelona pero ha valido la pena esa espera.

 

ROYAL ALBERT HALL - LONDRES - REINO UNIDO

24, 25 SEPTIEMBRE 2015

 

JONATAN CASADO - LOGROÑO

 

Bueno, me pongo al lío...

Es ponerme a rememorar y ponerme cachondo de nuevo.

Se apagan las luces, diría que empiezan los nervios, pero los nervios ya llevan días recorriéndome el cuerpo, simplemente ese momento de apagar las luces me tensé del todo, estaba agarrotadísimo; lo cuál no influyó para un disfrute máximo del concierto, no se me quitó ese agarrotamiento hasta finalizar el bolo....

Salen en penumbra los músicos de la banda, tomas sus posiciones y el último en entrar es, lógicamente, el gordo, la gente grita, alientan al gordo; se enfunda la black Strat...

Empieza con la intro instrumental de su nuevo disco, 5 A.M., como suena aquello oigan, le siguen 2 temas más del nuevo, Rattle that lock y face of Stone; que sin apasionarme el nuevo disco, los temas nuevos mejoran. Más bailable el primer tema que el 2º, de corte pausado/acústico. Llega Wish you were here, empiezan a venir los primeros recuerdos de ese lejano concierto del 94 de Pink Floyd den Donosti y ya no dejarían de llegar hasta el termino del concierto. Sí, se me escapó la primera lagrimilla.

Otro tema intimista del nuevo disco llega; A Boat Lies Waiting, este en homenaje a Rick, quizá el peor tema del concierto, sin Graham&Nash, que lo cantan en el disco, el tema cambia, no empeora, pero no es lo mismo. 

Turno de the Blue, un tema de su anterior disco, otra baladita de el gordo, esta es como ir en una barca, te transporta con su suave ritmo; me encanta.

Llega ahora Money, para espabilar al personal después de la soñolienta the Blue...interpretación rabiosa, enérgica, el solo es como un cuchillo, te corta y te parte en 2, brutal...le sigue otra del DSOTM, Us and them, tema con el cuál tengo una relación amor/odio, hay veces que me corro con ella y en los últimos tiempos me daba mucho ascazo; en la noche del bolo ni que decir tiene que fué lo 1º (siguen llegando los recuerdos de aquel lejano 25 de Julio del 94).

Llega el que fué EL TEMA del concierto, curiosamente un tema del nuevo disco, sí, In any tongue, con Gabriel (hijo de Gilmour, pa no tirar constantemente del manido adjetivo) al teclado, enorme, excelsa, épica; muy TDB pero con un final muy Comfortably Numb. El solo simplemente fué magistral, arrancando por primera vez al respetable de sus asientos, ENORME y aqui no fué solo una lágrima, lloré. Sin duda, para mi, el tema del concierto.

Se acaba el primer set con la no menos épica High Hopes, esa campana, esa maldita campana y entra el piano "tin tin ... tin tin .... tiiin tiin", más recuerdos, Gilmour ya no canta, recita, "forever and ever", esa slide guitar que te pone la piel de gallina, para acabar con un punteillo improvisado de Dave a la guitarra clásica.

Fin del primer set y descanso de 20 minutos, me consigo "desagarrotar" por unos minutos, pero no del todo en previsión del "turrón" que viene a continuación. 

Busco a Gavi para ver su reacción, lo encuentro, no podía ser otra reacción, de incredulidad de decir "pero que mierda (en el buen sentido) es esta?!?!?!", se echa las manos a la cabeza.

Empieza el 2º asalto... guiño a la época Barrett con Astronomy Domine, qué pasada como Dave ha conseguido un sonido clavado al del disco en la Telecaster, el solo intermedio se prolonga salvaje e infinitamente...mucho más largo que en el disco, estoy poseido, tema jebo jebi, meneo la cabeza como si estuviera viendo a Machine Head, aplastante esta interpretación.

A continuación Shine on you crazy diamond, este si que es un continuo flashback de aquel lejano concierto del 94, no baja la intensidad, al contrario, esto no ha hecho más que empezar. Interpretación más corta, pero no menos intensa.

Fat old sun, otro tema que destaco sobre el resto, como no, de atom heart mother, versión modificada para el solo final; parece que el respetable enloquece con el solo final, yo hago air guitar en mi asiento, termina, se vuelve a levantar el público enloquecido; de los mejores temas del concierto.

Llega un tema del disco anterior de Gilmour, el que da título al album, On an Island, terrible, como me gusta ese tema y el disco en general.

Baja un poco el ritmo del concierto con la jazzistica The Girl In the Yellow Dress, que gustándome, no pegaba en ese tramo del concierto, casi duerme al personal.

Llega el tema hard rock del último disco, Today, muy Bowie el tema es ejecutado casi con ira por parte de Dave, se le ve disfrutar, parece otro tema en directo, genial.

Turno de otro de los 3 temas que destaco del concierto, Sorrow, y hago mías las palabras de Gavi, como retumbaba aquello con el punteo inicial y final, que maravilla de tema para ser del AMLOR, espectacular, no doy crédito.

Aquí la gente sabe que llega el momento de los bises, hasta ahora se había mantenido la compostura, nadie se levantaba de sus asientos para (casi) nada, nadie molestaba al de al lado bailando ni nada por el estilo, nadie hacia fotos (o muy pocas); pues bien, empiezo a ver gente correr a mi lado hacia primera fila, me extraño, tardo en reaccionar, más gente tira para adelante y digo, qué cojones, marcho yo tb a primera fila. Ahora empieza el concierto al uso de toda la vida, con la gente de pie. Ya se han perdido todos los papeles.

Suena el primer bis, Run like hell, con todos los miembros de la banda con gafas de sol, yo pensaba que menuda pamema eso de las gafas en directo, en plan actitud rockera, pero que hostias, realmente el espectáculo de luces era cegador; ahí lo entendí. Pues bien, tema para quemar las naves, la gente entregadísima, camaras por todos los lados; tenia al gordo a 4 metros delante de mi!!! Maravilloso, era un sueño hecho realidad, tenerlo tan cerca.

Le sigue Time con un peazo solo que yo es que me cago en dioz, me tiemblan las piernas, sigo sin dar crédito a lo que está sucediendo. Acaba el tema con Breathe (reprise), temarral para bajar un poco las revolucines de la anterior Time.

Llega la apoteosis final, Comfortably Numb, ya sabemos que esto se va a acabar, menuda gozada de tema, que interpretación, como me dejé allí y en ese tema la garganta, con mis ojos ya empapados del todo.

Solo visceral, a la yugular, ya me temblaba todo, no solo las piernas...se acabó.

Cortas, muy cortas estas 2 horas y media de pura magía. Encienden las luces y me retiro triste pero complacido por haber vuelvo a ver, en otro formato, mi grupo favorito. Vuelvo a buscar a Gavi en lo alto del RAH, está lejos, apenas puedo ver su cara por la distancia y el humo de los efectos del concierto; pero atisbo a ver en su rostro una expresión de haber presenciado algo mágico. Sin duda alguna, los 4 últimos temas (los bises) han sido la experiencia más mágica que he presenciado en cuanto a conciertos se refiere.

Ni que decir tiene que entra directo al puesto nº 1 de mejores conciertos de mi vida, a la par que el concierto del 94 de PF en Anoeta.

Y ya extraconcertilmente hablando, por motivos que no vienen al caso, no pude conocer en persona a Gavi, solo en la lejanía; pero queda apuntada esa futura cita en la siguiente gira de Gilmour y si es antes, mejor! Un placer de todas formas, haberle "conocido".

Aspectos técnico del concierto, espectáculo, luces, sonido; etc...

Huelga decir que el sonido es cristalino, nítido...perfecto, además te piensas que no va a tener punch, pero una nota limpia de el gordo te manda de vuelta a la península. Dudo que pueda escuchar en lo que me resta de vida un sonido igual.

El juego de luces, también muy conseguido y sincronizado; amén de Mr. Screen apoyanando con proyecciones temas nuevos y viejos y los temas que no tenían video, con fondos de colorines y/o efectos varios...tuve duda sobre su instalación en el RAH puesto que el último mes vendían entradas de coro y esta ubicación estaba detrás de Mr. Screen, pero lo hicieron bien, la pantalla no tapaba a nadie del coro.

La banda? pues increible tb, me encantó el saxofonista, pensé que iba a echar de menos a Dick Parrick, pero para nada, sobrado el txabal del saxofón.

Por poner algun "pero"...

1- Los 2 coristas negros, que tenían un chorro de voz poderoso ambos, no me gusta su voz tan cálida para los coros de los temas de PF, para los de Gilmour puede que viene haciendo discos más intimistas, pero para los temas de PF no pegan, tienen que ser voces agudas y desgarradas. Demasiado soft para mi.

2- Gilmour está en "plenísima forma" a medias, me explico...toca la guitarra como el dios que es y su su presencia en el escenario como guitar hero/player es innegable; pero a la hora de cantar, reconozcámoslo, está justito; cumple, pero lleva el mismo camino que Waters. Aunque a Gilmour le ha durado algo más la belleza en la voz. El año que viene igual anda más "engrasado" y lo hace mejor (que ojo, aquí no lo hizo mal, pero se notan ya sus limitaciones vocales), así que hay que aprovechar esa posible gira del año que viene (casi seguro la última, gira eh, que no quita que haga apariciones, pero gira al uso, será la última).

Mi consejo chicos/as...pase que os hayais perdido este tramo de gira europea, pero como so perdais la del año que viene, os lo aviso, os vais a perder algo MUUUUUY, pero que MUUUUUY grande...no hagais el canelo, haced lo (im)posible por ir amijitos.

 

 

JUAN DE DIOS VALDES - ELCHE

 

Para esta ocasión me desplacé a Londres con mi amigo Manel Calza.

Asistí a los conciertos del día 24 y 25 de septiembre en el Royal Albert Hall.

Con buen tiempo acompañándonos por tierras londinenses, pudimos presenciar un espectáculo digno del recuerdo.

Los dos conciertos empezaron con puntualidad, registrando una muy buena entrada en las dos ocasiones.

El Set List fue el mismo en los dos eventos, aunque nos acompañó en la decepción la esperada aparición de algún invitado ilustre, que fue negativa.

Solamente Gabriel Gilmour, el hijo de David, hizo presencia en la canción In Any Tongue tocando el piano en el concierto del día 25.

David Gilmour estuvo brillante, soberbio a la guitarra en las dos ocasiones, aunque se explayó más en los solos en el concierto del segundo día, creando una versión de Astronomy Domine infinita, que parecía anclada en el tiempo, sin nunca momento de término.

En la voz estuvo mejor en el concierto del primer día, notándose una afonía mas revelante en el segundo concierto, aunque tampoco nada que objetar, pues a su edad, sin ser ningún cantante lírico, que cuida y conserva su voz, no se le puede hacer la mínima crítica.

Estuvo bien acompañado por la banda, que estuvo precisa y efectiva en todo momento, sin apenas un fallo por resaltar.

Como muchos seguidores, eché a faltar canciones de sus dos primeros álbumes en solitario, ya que ha obviado de ellos en su última gira On An Island y en esta todavía presente, no entendiéndose muy bien una pregunta que realizó por Internet hace unos meses sobre que temas les gustaría a los fans de su primer álbum, para después no incluir ninguno.

David interpreta siete temas de su primer álbum, intercalados entre las dos partes que dura el concierto, destacando especialmente Today, con un sonido y fuerza, bastante superior al tema de estudio.

Todos los temas nuevos rayaron a gran altura, siendo quizás para mi gusto, The Girl In TheYelow Dress la canción que el público es menos receptivo.

En las canciones del repertorio Floyd y de On An Island, realiza un espectacular Money, un delicioso High Hopes, un descomunal Fat Old Sun, que es uno de los temas mas bien recibidos y jaleados por los fans, una versión espectacular de Sorrow, y un final de concierto con Comfortably Numb, con un juego de láser que deleito a todos los concurridos.

En definitiva, CONCIERTAZOS, con toda la definición de la palabra, con todas las canciones rayando a un grandísimo nivel, con un Gilmour pletórico, con una fuerza a su edad que nos ha sorprendido y con un sonido y nitidez extraordinarios.

En el aspecto de luminación, también un gran trabajo a cargo de Marc Brickman, ya que para esta gira nos acompañó Mr. Screen, proyectando sobre ella vídeos conocidos de todos como de Money y High Hopes, y nuevas proyecciones como de Rattle That Lock y The Girl In The Yelow Dress.

Gracias David, por dejarnos soñar y disfrutar por estos momentos.

Amazon
Ebay
  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • Flickr

© 2014 - 2019   Creado por Rosa Sevilla y Juan de Dios Valdés